Tu carrito de compras

...se encuentra vacío. ¡Añáde un artículo para unirte a la experiencia verde!

Agrega {productType}

Para las {productName} de tamaño {productSize} te recomendamos comprar {recommendation}

ENVÍO GRATIS EN CDMX EN COMPRAS MAYORES A $499


SHOP  



Plantas


Macetas


Tierra


Accesorios


Muebles


Dr. Plantas


Buscar en Macondo

  DR. DE PLANTAS  

Sabemos que vas a necesitarlo. En esta sección encontrarás los cuidados básicos que deben tener tus plantas para mantenerlas cómodas y felices.

Tipos de Tierra

Nuestras plantas se acomodan con 4 tipos de tierra: tierra negra, hoja de pino y encino, peat moss y arena. En la descripción de nuestras plantas viene el tipo de tierra que necesitan.

La tierra negra contiene materia orgánica en alto grado de descomposición y por lo tanto cuenta con nutrientes en abundancia. Su densidad hace que aumente el peso de la mezcla en que se encuentra, proporcionando un buen sostén a las raíces.

Hoja de pino y encino, como su nombre lo indica, una mezcla de hoja de pinos y encinos en un medio grado de descomposición. Es fibrosa y con menos densidad que la tierra negra, característica que ayuda a conservar la tierra húmeda.

Peat moss es un tipo de musgo que está indicado para la orquídeas que necesitan un sustrato ligero y poroso. Cuando tu planta requiere de mucha humedad, se recomienda añadir en el fondo de la maceta.

La arena es un ingrediente inorgánico muy practico para reducir la densidad de las tierras arcillosas. Hay que tener cuidado: no se puede comprar arena de construcción por los sales nocivas que puede contener.


Mezclas para macetas y jardineras

Cuando llega el momento de plantar, recomendamos respetar la mezcla de tierras que viene indicada en la página de descripción de cada producto. Adicionalmente, recomendamos siempre tener en el fondo un sustrato para tener un sistema de drenaje natural.

Mezcla para macetas

2 partes de tierra hoja de pino encino o peat moss o tierra con hummus

1 parte de tierra negra

1 parte de tezontle molido o arena en el fondo

Para la mezcla de hummus, hay que mezclar 3 partes de tierra por 1 de hummus


Mezcla para jardineras

2 partes de tierra hoja de pino encino o peat moss o tierra con hummus

2 parte de tierra negra

1 parte de tezontle molido o arena en el fondo


Técnicas de transplante

Cuando compras una planta en Macondo, te proponemos agregarle la maceta adecuada para su crecimiento. Si quieres aprender sobre cómo transplantar tus plantas a una nueva maceta, sigue los siguientes pasos:

Añade el sustrato al fondo de la maceta, te recomendamos (tezontle o arena) y agrega tierra negra, hasta llegar al borde de la maceta. Te sugerimos tener entre 3 y 8 cm por debajo de la altura de la maceta.

Si la maceta con la que viene tu planta es de plástico, usa un cuchillo para despegar la tierra del borde de la maceta. Coloca la planta al centro y rellena alrededor de la planta con tierra negra, tierra de hoja o tierra de pino encino. Cubre de 2 a 5 cm hacia arriba. ¡Lo único que le falta es riego!

Para el transplante, te recomendamos cambiar las plantas a una maceta más grande, de mínimo 5 cm adicional de diámetro, cada 15 a 18 meses, usando el mismo método que te explicamos arriba. ¡No olvides regar tus plantas generosamente!


Tipos de riego

Al momento de comprar tu planta, en su ficha técnica viene indicado le frecuencia del riego y la cantidad. No te asustes: aunque puede parecer mucho, cuando implementas esta rutina, ¡verás que tu planta está ya feliz!

Riego abundante

Un riego abundante es aquel en el que das mucha agua a tu planta: la tierra debe quedar muy húmeda, casi llegar hasta saturarla. Debe aparecer un excedente en el plato; si tu planta es de tamaño chico o mediano, quita el resto de agua. El riego moderado deja la tierra húmeda y con unas gotitas de excedente en el plato

Riego moderado

El riego moderado deja la tierra húmeda y con unas gotitas de excedente en el plato.

Poco riego

El riego escaso se logra con prueba y error, pero por lo regular una maceta de 10 cm de diámetro se añade un vaso de agua chico, y cada tamaño extra añade un vaso de agua extra. Riega hasta que el agua se filtre en la mezcla sin que llegue a aparecer en el plato.

¿Cuándo es buen momento de regar?

Aunque le indicamos la frecuencia requerida en la ficha de producto de tu planta, no hay mejor método que usar tu dedo para checar la humedad: mételo dentro de la tierra y si está seco por más de 1 cm, es momento de regar.

Tip: Si riegas tu terraza o plantas exterior házlo siempre de noche, si las riegas por la mañana el agua actuará como un sauna con la luz directa.

Método de riego

Para tus plantas interiores no hay mejor que una regadera con pico largo; esta te permite llegar a la tierra y tronco sin morar las hojas. Para un uso exterior, te recomendamos comprar una manguera con válvula que permita abrir y cerrar el chorro y controlar su grosor. Esto es especialmente práctico para una terraza, ¡pues evita que se transforme en un río!

Si el follaje es muy denso, vierte el agua en el plato abajo. ¡No lo dejas más de 30 min!

En el caso de las bromelias, no toques las hojas con agua, pero rellena la copa de la roseta.

Riego durante tus vacaciones

El momento de salir y dejar sus plantas solas puede ser difícil, pero no te preocupes: puedes encontrar aquí algunos trucos para que aguanten hasta tu regreso. Si sales un par de días, puedes regar abundantemente antes de salir.

Las vacaciones más larga requieren de un sistema de riego. Uno sencillo es tomar un contenedor más alto que la maceta, llenarlo de agua y añadir una mecha que vaya del contenedor a la maceta.

Para las jardineras, puedes tomar una botella de plástico: perforas la tapa con 3 a 5 hoyos y la rellenas de agua. La giras boca a bajo a dentro de la tierra con una profundidad de 5 cm.

Cómo sé si falta agua o tiene demasiada

Cuando le falta agua, las hojas empiezan a tirarse por abajo y la planta se ve en letargo. Si la tierra está seca, es momento de riegar. Puedes regarla un poco más de lo que lo haces regularmente, y hacerlo dos veces con 30 minutos de diferencia entre ambos riegos.

Cuando tu planta tiene demasiada agua, hay que buscar varias señales:

Cuando las hojas se ponen amarillas o marrón, significa que las raíces no pueden absorber más agua.

Cuando caen hojas nuevas y viejas, es tiempo de dejar de regar por unos días.

En los agaves se nota mucho: se siente una textura de esponja. En este caso te recomendamos transplantar la planta en una tierra nueva.

Cuando las hojas tienen manchas marrón y orilla amarilla, es una plaga recurrente cuando hay exceso de agua.

Cuando aparecen hongos o moho, indica que hay infección de la tierra por exceso de humedad. Igual que en el caso de las agaves, te recomendamos cambiar tu tierra.

Tipos de abono

En México hay una gran variedad de abono, aunque la mayoría son químicos. Por la ética de Macondo, ofrecemos únicamente abonos orgánicos.

El abono humus de lombriz se hace dejando una lombriz por un par de semanas, misma que ingiere la tierra y expulsa nutrientes.

El abono de composta es un abono de tierra, que resulta después de la maceración de tierra con cáscaras vegetales y hojas o cartón. El descompuesto de estos 3 juntos forma una tierra llena de nutrientes y magnesio.

Para los árboles, se puede también añadir un caldo de magnesio. Usando piedras de magnesio, se vierte agua hirviendo, se deja un par de minutos y después recuperas únicamente el agua. Déjala enfriar y añádela a tu planta. La cantidad varía dependiendo del tamaño de la planta, pero le puedes poner un mínimo de un vaso de agua.

Cantidades y temporada

Por ser orgánico, se puede añadir una vez al mes sin problema. Te recomendamos aplicar un mínimo de una mano llena alrededor de las ramas. No tienes que aplanarlo o ponerlo por toda la maceta. Con el riego se va a diluir en la tierra.

Cuándo es momento de cortar

En ese artículo no enfocamos en podar la plantas interiores. Los árboles exteriores requieren de un cuidado diferente y se tiene que respetar el calendario de floración. Por lo general se cortan entre fin de invierno y primavera. Las plantas interiores requieren poca poda, pero te damos tips para identificar cuándo es momento de cortar.

Siempre nos da gusto ver crecer a nuestras plantas, pero cuando es más grande que ancha significa, que es momento de crear ramificaciones. Otro momento de poda es cuando vemos que la planta tiene poca flores o hojas y siempre las tiene por las ramas externas. La poda sencilla es cuando las hojas están muertas o las ramas secas.

Cantidades y temporada

La poda se puede realizar con tijeras afiliadas o tijeras de podar. Antes de cortar es importante identificar hasta dónde están secas las ramas. Con tu uña, quita la cáscara de la rama: si aparece verde por abajo todavía está viva; si aparece seca y blanca o color café está muerta. Eso es un buen ejercicio para rescatar una planta.

En caso de que quieres crear más ramificaciones, corta la punta o arriba de dos hojas. Todas las plantas que tengan hojas y ramas muy densas o desordenadas deben recibir una poda periódica para aclararlas. También se deben quitar las flores y las hojas secas y recortar las puntas marrones.